Basta ya de violencia en la empresa

La violencia en el ámbito de la empresa es una mezcla de la ambición de poder, la maldad, la envidia y la perversidad. Permanentemente se da un violencia de baja intensidad que desgasta con miradas recriminatorias, comentarios, aislamiento, infravaloración, mentiras, etc.

El acoso da sus primeros pasos escondido en acciones poco importantes. Incluso la víctima llega a disculparlo: “bueno no tiene gran importancia” “si quiero quedarme en esta empresa tendré que soportarlo” "en las empresas ocurre así"

La persona que ejerce la violencia, da igual que sea el jefe, un compañero o incluso alguien que se encuentra en una posición inferior, según va siendo consentido y no penalizado aumenta el nivel de sus agresiones. Es en este momento cuando en vez de intervenir, la empresa, se despreocupa: “es un tema personal y ellos son lo que deben solucionarlo”

Las descalificaciones hacia la víctima se vuelven corales, todos coinciden en que “se lo merece, se lo ha ganado a pulso, no tiene carácter, aquí no pinta nada”

La amenaza de despido, desacreditar a la persona, destruir su confianza, su capacidad creativa e innovadora, dañar la comunicación, aislarle, estos son algunos de los daños, en algunos casos irreparables, que produce la violencia, daños que se traducen en pérdidas económicas

¡Hasta cuándo las ví

ctimas y las personas que presencian estas agresiones van a estar en silencio! ¡Hasta cuándo lo directivos van a seguir pensando que la empresa es así!

Es una labor de todos eliminar la violencia en la empresa.

¡Pongámonos en marcha!

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo