El insoportable día de la marmota


¿Vuelves al trabajo y todo está igual? ¿Tal y como se quedó? ¿Los mismos resentimientos, enfrentamientos, piques, zancadillas, puñaladas? ¿Las mismas promesas, las mismas buenas palabras, las mismas falsas sonrisas?.

El mundo se calienta y en tu trabajo todo se ha congelado. Las mismas contracturas en la espalda, la misma soledad.

Puede parecer muy dramático, pero no lo es: un nuevo mundo laboral se abre ante ti. ¿Serás capaz de aprovecharlo? Vivir agradablemente, iniciar proyectos ilusionantes, disfrutar de lo que te gusta o desprenderte de los que te hacen la vida imposible, y no solo cambiando de empleo.

¿Cuál es la estrategia que has elegido? ¿La estrategia que vas a llevar adelante?

Si no la tienes clara toma papel y lápiz. Escribe lo que te ocurre y aclara tus ideas, tus objetivos y tus tiempos.

No fantasees, se trata de ser lo que siempre has querido ser.

¡Suerte!

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo