Hasta aquí hemos llegado: la Gran Renuncia



La policía de la memoria* nos ha quitado nuestros recuerdos: nada existe antes de ahora. Así es como nos tragamos cualquier historia que nos cuentan. El mundo real se ha disuelto, solo queda un mundo de voces descarnadas, inmateriales, que se alimenta de crédulos. ¡De ellos es el mundo actual!


Hasta aquí la filosofía. Veamos la realidad.

Las grandes corporaciones, los dueños del mundo, los CEOs, los motivadores, la prensa especializada, los asesores, unos más que otros, hacen realidad esta Distopía en la que vivimos. Las empresas se han convirtido en picadoras de carne, en fabricas de sufrimiento.

Ha llegado la Gran Renuncia.


¡El talento está abandonando las empresas! Del mismo modo que está abandonado la política, el arte, la economía, la familia, la ecología, la razón y cualquier ámbito de la vida. La certeza es que el talento está abandonando a las personas ¿A esto llamamos progreso?


¡Y hay imbéciles que aun persisten diciendo que nadie lo veía venir!


La respuesta

Cada cual ha de responder a esta situación, pues todos, como trabajadores, han sido arrojados a las corporaciones. Allí, en silencio, manipulado por unos y otros, olvida su vida y la reemplaza por una vida ficticia. Las corporaciones, en su distopía, se alimentan del sufrimiento de las personas. No en todas, ni en todos sus departamentos, ni todos sus directivos, ni todos los socios, pero la intuición, las encuestas de clima y la realidad nos dice que así ocurre.


¡El talento ha de ocupar de nuevo el lugar que le corresponde en las corporaciones!


Cuando en el despacho escucho “los relatos del fracaso”, ese es mi trabajo como consejero, me vienen a la cabeza preguntas que nunca hago ¿Cómo creíste sus historias?¿Cómo dejaste que usaran tu vida?¿Cómo lo único que te importaba era la ambición, el poder, el dinero?¿Cómo aceptaste que tu talento no tenía valor?¿Cómo permitiste que te sometieran?¿Cómo has vivido tantos años presa del miedo?¿Cómo has celebrado a los ignorantes, a los malvados, a los estúpidos?¿Cómo querías ser uno de ellos?¿Cómo has ignorado la virtud?


*leer No cosas de Byung-Chul Han

43 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo