¿Odias tu trabajo? ¿Te quita la alegría y la ilusión? ¿Te ha cambiado para mal?



Normalmente mis clientes me llaman cuando les van mal las cosas. Así, que para que no seas mi cliente te propongo una técnica sencilla para salir del lío en el que estás metido.

Identifica tu Reino del NO, es decir todo lo que no va bien en tu trabajo y que te las hace pasar muy mal.

Observa si estás abrumado por tus sentimientos, si cometes errores en tu. comunicación, las áreas en las que eres incompetente en tu trabajo, tus comportamientos inadecuados, tus adicciones y no solo al trabajo, si no te sabes manejar con el poder, si te empeñas en cultivar emociones problemáticas, y por último si has descubierto que no eres tú.

Así al identificar lo que No va bien en tu trabajo ya sabes lo que debes hacer para que tu vida, profesional y personal, sea satisfactoria y rica.

O llámame.


Te dejo un listado que te ayudará a identificar tus errores.



El Reino del NO


Estás abrumado por tus sentimientos. Angustiado, agitado, infeliz, insensible, sometido, confuso, irritable, débil, inestable, indeciso.

Cometes errores en tu comunicación. Guardas demasiados silencios y mientras tus voces internas te juzgan y recriminan. No estás atento ni concentrado. Te cuesta conversar Tus pensamientos y tu discurso no tienen nada que ver. Tienes problemas con tu narrativa.

Tienes lagunas y eres incompetente en el trabajo. No eres creativo y te faltan nuevas ideas. Has perdido la confianza en ti. Cada vez eres más rígido. Estas bloqueado. Eres desordenado e incumples los tiempos de entrega.

Tienes comportamientos inadecuados. Eres violento, no tienes educación, irrespetuoso, consumista, imprudente. No asumes tus responsabilidades.

Eres adicto y no solo al trabajo. Irritable, competitivo. Desprecias a tus compañeros, amigos y familiares y tratas a las personas cercanas como empleados.

Te manejas mal con el poder. Identificas a la persona con su cargo. Te enfrentas al poderoso. Tienes problemas de liderazgo. No tienes reconocimiento profesional y económico.

Te empeñas en cultivar emociones problemáticas. Confundes emociones y comportamientos. Te dejas llevar por el miedo, la culpa, la vergüenza. No aceptas la frustración. A la primera de cambio sales corriendo.

NO ERES LA PERSONA QUE QUIERES SER. Confundes valores con propósitos. No tienes un propósito claro. No haces caso a lo que importa. Ignoras tus fortalezas y alardeas de tus debilidades.


Si falta algo escríbelo!! No lo olvides.

20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo